Solomillo al Whisky

Recetas de cocina.


Hoy preparamos otra receta increíble un buen solomillo al Whisky, pocos se atreven a prepararlo pero su sabor es alucinante. Os dejo la receta completa para que lo hagáis paso a paso y sin problemas como siempre. Esta receta juega con el jugo del solomillo y a la vez con el sabor del whisky dejando en la boca un sabor que no tiene palabras, vamos que es imposible de describir.

INGREDIENTES

(Para 2 personas)

  1. – 1 Solomillo de cerdo (500g).
  2. – 225ml De whisky.
  3. – 100g De cebolla.
  4. – 6 Dientes de ajos enteros y sin pelar.
  5. – 250ml de caldo de pollo.
  6. – 2 cucharadas de zumo de limón.
  7. – 1 Cucharada de harina de trigo.
  8. – Aceite de oliva.
  9. – (opcional) patatas fritas para acompañar.

COMO PREPARAR EL SOLOMILLO AL WHISKY

Lo primero que haremos será coger una cacerola y poner a calentar aceite, mientras se caliente el aceite picaremos una cebolla, una vez picada la añadimos a la cacerola y dejamos dorar a fuego medio para que se haga lentamente.

Mientras se dora la cebolla, cortamos el solomillo en filetes finos. Cuando estén preparados pones en una sartén a calentar un poco de aceite con los 6 dientes de ajo enteros y sin pelar, salpimentamos la carne (al gusto). Cuando el aceite este lo suficientemente caliente añadimos los filetes de carne, doramos al gusto de cada uno y una vez hechos apartamos la sartén del fuego y los filetes y los ajos los ponemos en un plato.

Con la sartén fuera del fuego añadimos limón. Volvemos a poner la sartén en el fuego y con una espátula de madera rascamos un poco el fondo para recuperar todo el fondo que ha dejado la carne mientras se doraba.

Añadimos el whisky y dejamos que suba la temperatura para que se evapore el alcohol 1 o 2 minutos.

A estas alturas la cebolla debería estar traslúcida, si es así añade la cucharada de harina  y remueve para que se tueste un poco la harina así pierde el sabor a crudo. A continuación añade la mezcla de la sartén (la del limón y el  whisky) y remueve.

Añade la carne, los ajos y el vaso de caldo de pollo bien caliente (si no tienes usa media pastilla de caldo concentrado disuelta en un vaso de agua). Deja el fuego hasta que espese a tu gusto. A mí personalmente no me gustan las salsas muy líquidas así que prefiero que reduzcan bastante y queden cremosas, pero tampoco te pases, la reducción de esta salsa en exceso termina volviéndola gelatinosa.
Mientras la salsa se reduce a nuestro gusto podemos preparar unas patatas fritas para acompañar. Yo las preparé cortándolas a rodajas y dejándolas muy doradas, le vienen de lujo a esta receta. Cuando la salsa esté sirve la carne con las patatas.

OPINIONES Y CONSEJOS

Esta receta es muy muy buena no dejéis de prepararla, sobre todo para las patatas si no queréis hacerlas normales, podéis preparar patatas a lo pobre, son patatas cortadas en forma redonda con pimientos frito todo a la vez el sabor es increíble y pude ser un perfecto acompañante para este plato.

¿Te quedaste con hambre?
Busca una nueva receta en PreparaRecetas.com